lunes, 30 de mayo de 2011

DEBATE PRESIDENCIAL: COBERTURA DE PERÚ 21

Ataque desplazó a las propuestas. Todo quedó en manos de los electores. Ollanta Humala y Keiko Fujimori exhibieron anoche las mejores armas que tienen, cada uno, en esta recta final de la campaña electoral para ratificar el respaldo de sus seguidores y convencer a los indecisos durante los 75 minutos que duró el Debate Presidencial que tuvo como escenario el Hotel Marriot, en Miraflores.

Como era de esperarse, desde el primer momento, con la primera intervención del candidato de Gana Perú –que acusó que en la década de los 90 se malversó más de 600 millones de dólares que pudo financiar el programa Pensión 65 por cinco años–, las pullas estuvieron presentes.

Cada ataque tenía su respuesta también con tono agresivo. Tal vez con la mente puesta en que se trataba de la última oportunidad para inclinar la balanza, ambos se atacaron sin tregua y dejaron de lado la discusión programática.

Ollanta Humala y Keiko Fujimori llegaron con retraso, el primero a las 8:20 p.m. y la segunda, diez minutos después. Los candidatos llegaron al hotel miraflorino tomados de la mano de sus respectivas parejas.

El postulante de Gana Perú se presentó con un elegante terno azul oscuro y corbata del mismo color. Ingresó primero al salón seguido por la postulante de Fuerza 2011, quien lució también un sastre oscuro. El saludo inicial fue protocolar.

El debate se inició a la hora prevista: 8:45 p.m. Sin embargo, el primer lapsus no correspondió a los candidatos. El moderador, el periodista José María ‘Chema’ Salcedo, pronunció mal el apellido Fujimori. Luego comenzó la ‘guerra’.

Pese a la agresividad mostrada por los candidatos, ambos fueron muy respetuosos de los tiempos acordados para las intervenciones. En ese sentido, no fue necesario ninguna intervención del árbitro del debate.

En las afueras del hotel, los seguidores de uno y otro observaban las incidencias a través de pantallas instaladas especialmente. Los aplausos no cesaban al término de las intervención de su candidato, especialmente cuando lanzaba alguna pulla.

PLANES DE LADO. Por sorteo, la primera intervención correspondió a Humala. En la tema de “Lucha contra la pobreza”, el comandante en retiro dijo que su propuesta era que el crecimiento económico llegue para todos y destacó su plan Pensión 65. Aquí el nacionalista lanzó el primer ataque a Keiko Fujimori. Sin embargo, se contradijo en un momento. La propuesta de Pensión 65 de S/.200 la incrementó en el debate a S/.250.

Desde ese momento demostró que su estrategia estaba centrada en relacionar a su adversaria con el gobierno de su padre. La primera pregunta correspondió a Fujimori y estuvo referida a que Humala aclare qué sucederá con los Tratados de Libre Comercio (TLC).

El minuto para la respuesta no fue suficiente para que el candidato de Gana Perú despejara las dudas. Dijo que “la renegociación no debe asustar a nadie”. El turno fue luego para la postulante de Fuerza 2011. Inició con un saludo en quechua y destacó su propuesta de crecimiento económico con oportunidad para todos y el tema fue el contexto apropiado para su primer ataque: “Yo no creo en la política del ‘chorreo’ del señor Toledo, por eso me llama la atención que usted, señor Humala, utilizara esa política como pretexto para intentar un golpe de Estado al presidente Toledo”.

La pregunta de Humala estuvo referida a recordar las esterilizaciones y la participación de Alejandro Aguinaga. La respuesta de su rival de Fuerza 2011 fue que el Poder Judicial no encontró responsabilidad en el integrante de su equipo de gobierno. Humala, al parecer, no escuchó e insistió más adelante con la acusación.

¿CAMBIOS CONSTITUCIONALES? Al tratar el tema económico, la candidata de Fuerza 2011 preguntó si su adversario tenía previsto cambiar la Constitución. Humala no contestó la pregunta en el minuto que tenía para la respuesta. Recién, tras la pausa y el asesoramiento de Nadine Heredia, dijo que las reformas constitucionales correspondían al Congreso.

Los cuestionamientos continuaron y el tema de Montesinos no estuvo al margen. El líder de Gana Perú destacó que había luchado contra las dictaduras. “Yo no voy a indultar a los corruptos ni a los violadores de los derechos humanos. Que los corruptos devuelvan el dinero”, expresó al recordar que su adversaria fue acusada de recibir dinero de la familia de un narcotraficante. La aspirante fujimorista le replicó que el exasesor del SIN señaló que el levantamiento de Locumba fue una cortina de humo para distraer a la opinión pública con el fin de que este escapara del país.

Humala insistió en que la corrupción, la violación de los derechos humanos y la interrupción de la institucionalidad democrática fueron las características del gobierno fujimorista de los 90. El comentario fue respondido por Keiko Fujimori señalando: “soy la candidata, si usted quiere debatir con Alberto Fujimori, vaya a la Diroes”.

El candidato de Gana Perú lanzó una nueva ofensiva destacando que la propuesta fujimorista plantea la flexibilización de la legislación laboral, pero Keiko Fujimori aprovechó el tema para responder, desde ese momento hasta el final, que Humala “no siga confundiendo a los electores”.

Al final, ambos se comprometieron a buscar el diálogo con el rival en caso de ganar las elecciones. El remate final estuvo a cargo de Fujimori, quien culminó con un mensaje a los sordo mudos. Un beso selló esta jornada de ataques antes que de propuestas.

Enlaces relacionados:

Etiquetas: , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal