jueves, 14 de abril de 2011

JUAN CARLOS HURTADO MILLER SE ENTREGA A LA JUSTICIA

La Primera nos informa sobre el primer ministro de Economía del fujimorato, Juan Carlos Hurtado Miller, quien se entregó ayer después de haber permanecido en la clandestinidad unos diez años, luego de ser acusado de delitos de corrupción por haber recibido ilegalmente una cuantiosa suma del número dos del régimen de Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos.

Tras su sorpresiva entrega, Hurtado Miller permaneció transitoriamente en las instalaciones de la Tercera Sala Penal Liquidadora, a cargo de la jueza Carmen Rojassi, y luego fue trasladado a la sede de Requisitorias, en La Victoria. Hoy sería internado en un penal limeño.

El procurador Pedro Gamarra informó que el delito de peculado ya ha prescrito, lo que sería una de las razones de la decisión de Hurtado Miller de ponerse a derecho.

Hurtado Miller fue acusado de peculado, asociación ilícita para delinquir y corrupción, pero desapareció cuando iba a ser procesado, entre otras razones, por haber recibido US$ 334,000 de manos de Montesinos, entonces asesor de Fujimori, para financiar su campaña electoral por la alcaldía de Lima en 1998.

El personaje se hizo famoso al anunciar el “fujishock”, brutal paquete de liberalización de la economía que sumió en la situación de pobreza a millones de peruanos



Que Dios nos ayude”, fue la célebre frase con la que concluyó el mensaje a la nación la noche del 8 de agosto de 1990. Ese día millones de peruanos se enteraron que Alberto Fujimori había decidido aplicar el programa económico de su rival, el novelista Mario Vargas Llosa, con el ajuste económico más dramático de la historia.

El kilo de azúcar blanca, que solo se conseguía a 150 mil intis, costará a partir de mañana 300 mil intis. El pan francés, que esta tarde costaba nueve mil intis, costará a partir de mañana 25 mil intis. Que Dios nos ayude”, señaló entonces Hurtado Miller.

El ex-ministro era un Fujimorista de última hora, reclutado de las filas de Acción Popular decidió participar en política, luego que el improvisado Fujimori decidiera aplicar el programa que le impusieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco mundial

Meses después sería desembarcado del cargo. Incluso, tras el golpe de 1992, le dio asilo al entonces ex-presidente Alan García, vecino suyo, quien fugó por la azotea de su casa y luego viajó al exilio. Desde esa época los une una gran amistad, lo que habría permitido que viva cómodamente sin ser acosado por la Policía.

En 1998 fue reclutado por Absalón Vásquez para participar como candidato a la alcaldía de Lima por Vamos Vecino. Hurtado sostiene que le planteó dos condiciones a Absalón: ir como independiente y que le financien la campaña con un presupuesto de 400 mil dólares. Allí Vásquez le dijo que el coordinador general de la campaña era Montesinos.

Nunca había visto a Montesinos ni hablado con él hasta ese mes de agosto de 1998. Montesinos manifestó en esa oportunidad que iba a eliminar del presupuesto la partida destinada a dos vehículos puesto que él me iba a dar uno. Luego, me citó para el 11 de agosto y me entregó, en sobres específicos (para cada partida), que los tengo archivados, 334,000 dólares”, recordó años después.

En su alegato, Hurtado Miller dijo que no se le podía acusar de peculado de uso, porque los vehículos y el dinero que le entregó Montesinos no eran de propiedad del Estado. Y decidió pasar a la clandestinidad “para defender su libertad”.

El dinero que me dio Montesinos no era del Estado sino de empresarios de Gamarra, al menos eso es lo que me dijeron. Además, presenté una rendición de cuentas, en diciembre de 1998, por la suma de 639,000 dólares a Vamos Vecino y a Vladimiro Montesinos”, indicó.

Añadió que parte de los gastos fueron a parar a sus asesores de campaña, entre ellos, Rosa María Palacios, Leoní Roca, Roxana Pajuelo y Javier Pacheco, y que tuvo que aportar 300 mil dólares de diferencia.

Hurtado Miller también fue investigado por su vinculación con malos manejos en la Caja Policial-Militar. La fiscal Ana Cecilia Magallanes presentó una denuncia penal contra él y su hijo Juan Carlos, propietarios de la empresa CIMEX, por los delitos de cómplices primarios del delito contra la fe pública -falsedad material- en agravio del Estado y de la Caja.

Ocurre que en julio de 1998, después de un largo proceso judicial entre la Caja y CIMEX, se firma un contrato de dación de pago mediante el cual se cancelaba el íntegro de la deuda que CIMEX tenía con la Caja”, señala Hurtado.

El crédito original fue obtenido por PAUSA, empresa representada por Jaime Mur, y por el cual se estableció como garantía la hipoteca sobre un inmueble tasado en 14 millones de dólares. CIMEX asumió ese crédito después. La jueza Magaly Bascones dictó en el 2001 orden de captura contra el ex-ministro, que pasó a la clandestinidad de inmediato.

Keiko pide juicio “justo”

La candidata Keiko Fujimori dijo desconocer el caso del exministro de Economía Juan Carlos Hurtado Miller, quien, tras permanecer varios años en la clandestinidad, se entregó a la justicia. No obstante, expresó su deseo de que Hurtado Miller reciba en un juicio justo y rápido.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal