martes, 12 de abril de 2011

APRISTAS RECONOCEN SU PEOR CRISIS ELECTORAL

Ya ayer les había presentado el artículo del diario La Primera sobre la catástrofe electoral del APRA, que pierde ahora el “sólido norte” en La Libertad, Lambayeque, Cajamarca y Áncash a favor de Humala, titulado El Cómputo Histórico, y hoy tengo para ustedes otro a cargo del periodista de La República Marco A. Sánchez sobre la crisis del partido de la estrella: Muchos partidarios que crecieron con la frase “El Apra nunca muere” creen hoy que el partido fundado por Haya de la Torre hace 86 años enfrenta el peor resultado en su historia parlamentaria con apenas cuatro curules, según todas las proyecciones.
La desazón es mayor cuando se observa que ni siquiera en el 2000, cuando Abel Salinas arañó el 2% en una elección amañada por Fujimori, su lista al Congreso logró siete por ciento. Ni cuando Mercedes Cabanillas obtuvo 4% en las presidenciales de 1995, año en el que lograron siete representantes.
La tragedia es peor porque dejan el gobierno. “Es la peor debacle histórica y traumática para el partido. Nunca en nuestra historia alcanzamos tan pobre representación en el Parlamento. Es el resultado de errores desde el 2006”, reconoce Wilbert Bendezú. El ex secretario de Organización admite que ir sin candidato presidencial fue una desventaja, pero que en toda la campaña “no se escuchó la voz del Apra”.

Esta es la sensación que además prevalece en el Comité Ejecutivo Nacional y en la Comisión Política.
José Vargas, legislador y miembro del máximo colegiado aprista, dice: “Debemos someternos a una profunda autocrítica; cometimos errores estratégicos: no tener candidato presidencial, porque el resultado hubiera sido otro con Aráoz. Y como partido no supimos explicar los logros del gobierno: reducción de la pobreza, las obras”.
Aseguró que al interior se dirán “la vela verde, porque además el Perú está al borde de un golpe”.
Salida de dirigentes
Bendezú pedirá en el partido la salida de todos los miembros del CEN  y de la Comisión Política  para convocar a un Plenario o Convención Nacional de reestructuración: “Todos los dirigentes somos responsables y sería indigno continuar”.
Entre las bases la desazón es similar. Luis Alberto Salgado, militante por 40 años y crítico de la actual dirigencia, culpó al presidente Alan García y a la plana mayor.
Esta crisis se anticipó desde las municipales y el episodio Aráoz fue  el colofón de un fracaso anunciado. El Apra olvidó sus raíces de izquierda democrática y se convirtió en partido de ultraderecha. Es la obra de Alan García, Jorge del Castillo y Javier Velásquez, y el inicio de la autoextinción aprista”, opinó.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal