viernes, 8 de abril de 2011

A 48 HORAS, UN ARTÍCULO DE JOSE ALEJANDRO GODOY

Tenemos este sustancioso análisis electoral y de la situación en la que nos encontramos actualmente los peruanos (duela a quien le duela porque a todos nos cae la crítica) titulado A 48 Horas, escrito por Jose Alejandro Godoy para el BlogDesde el Tercer Piso, hoy 8 de abril del 2011. Leánlo, van a tener una idea más clara de por qué el voto tiende hacia Ollanta Humala y Keiko Fujimori y no hacia Toledo, PPK ni Castañeda: 

Una paradójica trágica del destino peruano, está en que los últimos días de campaña los hemos vivido conjuntamente con un conflicto social en Islay, con 3 muertos, 17 días de huelga y las incomprensiones de siempre acerca de los modelos de desarrollo para el país. (Conflicto resuelto luego de los muertos).

Lo mismo ocurre en la selva, a la que muchas veces sentimos lejana desde nuestra propia jungla de cemento. Una región a la que todos los candidatos, salvo para ir a la caza de votos, han omitido, como comenta Paco Bardales:

"Las omisiones son lastimosas, hasta necias, dada la reciente explosión social ocurrida hace menos de dos años en Bagua (solo una chispa de una gran bomba de tiempo que se cierne sobre casi dos tercios del territorio peruano). Pero esconden, además de ignorancia, una complicidad con el delito. Si han visto el mapa de conflictos de la Defensoría del Pueblo, se podrán dar cuenta que la calma está muy lejos de instalarse en nuestra región".

Pongo estos dos ejemplos porque creo que son claros de un Perú insatisfecho, frente al cual, desde el Perú que mira más hacia Buenos Aires que hacia Huanta o Pucallpa, le manda mensajes como los que critica Augusto Álvarez Rodrich:

"Primero, porque, a pesar de ello, sigue siendo un escándalo que un tercio de la población siga en estado de pobreza. Segundo, porque los peruanos que dejaron de ser pobres durante este quinquenio no se convirtieron –como creen algunos– en gente que, inmediatamente, resolvió todos sus problemas pues su situación sigue precaria.

Tercero, está el sentimiento de –para usar palabras que le gustan al presidente– envidia que producen entre los pobres y los flamantes ‘ex pobres’ las exhibiciones frecuentes de ‘progreso’ que ocurren ante sus ojos sin que ellos puedan aspirar a algo parecido. Automóviles relucientes que inundan las calles, edificios nuevos que se construyen, playas de lujo, restaurantes estupendos y conciertos de Shakiras a los que nunca irán".

Este es un problema aún mas grave de nuestras élites. Han terminado siendo autocomplacientes, frívolas, demasiado crédulas de que si les va bien a ellos a todo el país les va mejor. Un ombliguismo imperdonable y hasta idiota en un pais fragmentado como el nuestro.

La gran lección luego del primer gobierno aprista era que debíamos aprender a manejar la macroeconomía. Luego de 20 años, dicha lección parece aprendida en parte. El Perú no es un país de liberales consumados, pero sabemos perfectamente que las palabras inflación y recesión son malas y, mal que bien, hemos aprendido a controlarlas. Pero no todos piensan que el camino del desarrollo pasa por una reforma liberal y hasta ahora no hemos aprendido ni a convencernos ni a convivir con ello.

La gran lección luego del fujimorato era que debíamos hacer reformas políticas. Y salvo algunos esfuerzos aislados, no las hicimos. Comenta Alfredo Bullard:

"Siempre he creído que el idioma es un claro indicador de la cultura y un condicionante importan de lo que hacemos. Términos intraducibles en un idioma a otro indican que en el idioma donde el término no existe, no solo hemos perdido una palabra, sino su significado.

Ello pasa con términos como enforcement, accountability o rule of Law. Y por ello no es de extrañar que en los países hispanoparlantes lo que esos términos significan tenga menos vigencia que en los angloparlantes. Enforcement, que significaría algo así como “hacer cumplir las leyes, reglas y compromisos” no tiene un equivalente en español que indique con la misma fuerza e intensidad la necesidad de que las personas cumplan con lo que están obligados. Accountability, traducido con el impreciso e insípido término “rendición de cuentas”, significa que los agentes, en especial los estatales, estén sujetos a controles que limiten el uso ilegítimo y abusivo del poder que se les entrega, algo que en nuestro país brilla por su ausencia. Y rule of Law, que significa la conciencia que deberíamos tener los ciudadanos que hay un ordenamiento que esta vigente, que es predecible, y que se aplica con justicia e igualdad a todos, es traducido como “estado de Derecho”, termino que ni por asomo transmite el mismo sentido de vigencia en la conciencia y psicología de los individuos de que la Ley y el Derecho están realmente vigentes".

La gran lección de la década que acaba de culminar es hay varios Perús conviviendo en un solo país. Y no hemos sido capaces de reconocernos como pares hasta el momento, no sabemos lidiar con los conflictos y seguimos apelando a discriminación y adjetivos para tratarnos mal entre peruanos.

Todo ello explica, no solo la fragmentación política, sino - además de los aciertos y errores de cada candidato - el panorama que podemos tener el domingo.

Y por ello, además de pensar en el voto que emitiremos en dos días, quizás sea bueno comenzar a pensar y hacer algo para reducir el número de tareas pendientes que he descrito.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal