miércoles, 6 de octubre de 2010

PRIMAVERA POLÍTICA. COLUMNA DE OPINIÓN - JERÓNIMO CENTURIÓN

Y seguimos con los comentarios relacionados al reciente proceso electoral, esta vez les presento este análisis en Columna de opinión - Jerónimo Centurión, publicado hoy en Diario 16, 6 de octubre del 2010 y que lleva como título Primavera Política:

Los días previos a la elección, muchos conocidos, entre ellos algunos amigos, me preguntaron preocupados si era verdad que Susana Villarán era de izquierda y que si esto no era peligroso para el país. Yo les respondí que, efectivamente, es de izquierda y que, lejos de ser peligroso para el país, es positivo, pues su candidatura y popularidad le daban forma, al menos en Lima, a un sector que siente que no avanza al ritmo de la macroeconomía y que se siente disconforme.

Un amigo empresario (que no es PPK) me replicó y me dijo que un eventual triunfo de Villarán generaría el caos en el país y espantaría las inversiones. Ante su pregunta, recordé las últimas crisis en el país: Ilave, el ‘Baguazo’, Espinar, entre otras, y la verdad es que, más allá de su adhesión, no ha sido la izquierda, quien ha liderado estas revueltas. Ya quisieran. Han sido movimientos regionales. Movimientos muchas veces desordenados, sin una ideología política clara, sin líderes conocidos.

A ver, le pregunté a mi amigo empresario, poniéndome en sus zapatos, ¿con quién es más fácil negociar en un conflicto, con un adversario conocido o con un desconocido? Con un conocido, claro, me respondió: “A él ya lo conoces, sabes cómo piensa y te preparas”.

En política es igual. Los conflictos sociales siempre van a existir. En una economía que crece de manera tan desigual es obvio que se produzcan, pero es mucho más sencillo conversar y negociar con grupos conocidos y organizados que con líderes improvisados al calor de un conflicto. Es cierto, una vez organizados, podrán exigir más a algunas empresas, mineras, petroleras o al propio Gobierno, pero, la negociación y el diálogo son parte de la gobernabilidad. Y muchas veces sus reclamos son justos. Un movimiento de izquierda renovada que motive el pensamiento reflexivo e inclusivo a nivel nacional sería ideal para el país y la democracia.

¿Qué tiene que ver esto con la elección municipal que nos tiene en vilo? Pues a nivel de gestión municipal, nada. Pero hace mucho que el debate político se alejó de lo municipal. Después de mucho tiempo, escucho hablar en las calles de izquierda, de derecha y, en tiempos donde las fronteras son mucho más sutiles e interesantes, me parece positivo para el país que palabras como ideología comiencen a perder el estigma negativo que le impusieron y que la efervescencia política que esta campaña deja se mantenga y se nutra camino a las elecciones presidenciales.

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal